Entradas del blog

Donaciones

Acerca de mi

Contador

Optimizado: 1280x1024

Seguimiento por correo electronico

Entradas populares

Seguidores

domingo, 22 de junio de 2008

Bola Pedriza

Photobucket

Luis se ha ido al Aneto y yo no he podido ir (aunque me da mucha envidia) así que para desquitarme preparamos un rutón de los que te dejan huella.

Nano, Muriel, Felipe y Ramón deberían salir a las 9 del parking de la Pedriza pero Ramón se retrasa y terminan saliendo a las 9:30
Yo debería haber llegado a las 9... pero en un principio había 2 horarios y no me leí el nuevo dato así que me presento casi a las 10 como tenía previsto al principio.

En esto que me llama Ruben..
que cómo se llega que estoy en Hoyo de Manzanares?!
pero que haces ahí piltrafilla si hace media hora que tenías que haber salido de Manzanares del REAL???
... el Tomtom.... mierda de gps!!
Anda, tira para manzanares que yo aún no he salido...
Ring ring... Manzanares? uno? cientos!!
No ves un castillo?... q va!
Pero dónde estás?
El tomtom este de las narices.. grrr... pues pone Becerril o que se yo!
Anda, pregunta por la Barranca y nos pillas ahí porque si no ya no llegas.
Ok, ahí nos vemos.

Consigo salir del coche y empiezo a montar, me para un grupo... por aquí se va a Matalpino...? Si claro, os acompaño...
Ring.. ring! Nano... oye que cómo se sigue en Matalpino que no lo tengo claro! mejor te esperamos.
Maaaadre! ale chicos, os dejo que voy a buscar a los míos... calentón hasta Matalpino con llamada de Rubén por el camino y parada para orientar a 2 perdidos.

Entre el pedazo de costipado que llevo, mi retraso y el calentón que me he pegado llego con el higadillo queriendo salir y yo.. pa dentro ey!!!

Bueno, por fin estamos casi todos y desde Matalpino pillamos el camino de Santiago en su versión senderito estrecho orientados hacia la Barranca.
Curvita va, curvita viene... coño una cabra! ale a por la cabra!! y la cabra que sale disparada siguiendo el sendero y nosotros detrás! que la pillamos... que no! hasta que decide pasar de nosotros y se desvía monte para arriba.
Esquivamos un grupo de toros antes de enfilar la pista pestosa de subida a la Barranca y aquí nos reunimos con Ruben que está fresco y descansado.

Hace un calor del carajo y se agradece mucho refugiarnos bajo la sombra del pinar de la senda Ortiz. Qué diferente es subir entre árboles frente al descubierto!
Mi constipado se resiente y a veces me cuesta respirar y se me taponan los oídos pero poco a poco voy expulsando gérmenes.
Sillines abajo y toca bajar!! Enfilamos el Bambi y contrariamente a lo normal la bajo bastante bien, está claro que yo soy de piedras más que de tierra suelta.
Felipe sube como un tiro pero baja... y se compra una parcelita de saldo en la trialera.

Photobucket

Bajada vertiginosa en la segunda parte con sus peraltes y senderos y llegamos al Ventorrillo.
Nano no va fino y no quiere agobiarse así que junto a Rubén enfilan la subida al Calvario mientras que el resto seguimos trialerando por el Miedo.
Zetas cerradas con inclinación, pedrolos y escalones que hacen mis delicias.
Felipe duda... pero le convencemos y aunque vuelve a comprar parecela (madre mía y eso que hay crisis...) termina contento y dice que le ha merecido la pena.

Photobucket

Muriel ha pinchado... arreglamos patatin... voy a pillar mi bici... y ley de Murphy, mi rueda en el suelo y yo sin enterarme! A ver si hago tubeless la de alante que la trasera va de lujo.
Qué bien que le va a venir esto a Nano...

Paradita en la fuente para refrescarnos y rellenar la botella y comenzamos la subida.
No me noto nada sobrado así que pongo mi ritmo y Ramón y Felipe se alejan.
En las zonas chungas Felipe retiene y yo voy alcanzándole y al llegar a las casas le sobrepasamos Muriel y yo.
Ramón está muy fuerte y lleva ya un ratejo.
Ring ring... Nano... ande tais??? en el puerto... ah vale! pues entonces seguimos hacia bola y ya nos pilláis!
Felipe se despide de nosotros que tiene que volver pronto y tras rellenar agua en la fuente proseguimos hasta lo alto del puerto.

Hoy son los entrenamientos para el Dh de bola así que nos encontramos con Alex a la búsqueda del tornillo, Jose Ra a la caza de mi llave de radios, Vaiquer que compite en rígida (están locos estos romanos) y Miriam.
Tanta parada a saludar viene de lujo aunque ver a todos los dh subiendo en el telesilla y mirar la que nos espera a los pringaos... PUF!
Qué se le va a hacer! Tran tran y vamos subiendo... coño que salto! el circuito salta la pista con un cortado de 2m! Decididamente no andan bien de la azotea.

Photobucket

Poco antes de llegar al bar del final del telesillas pillamos a Nano y Ruben, Ramón despistado se ha hecho un extra por Cabrillas (luego lo pagará jiji).

La vista es espectacular así que nos tomamos una coca-cola a la salud de Nano mientras que disfrutamos del precioso mirador donde está situada la terraza natural.
El estar sentados ahí con toda la inmensidad a nuestros pies fue una de las mejores sensaciones de la ruta.

Me quedo un rato hablando con Muley rememorando tiempos de ski y me toca apretar el culo para coronar bola. No sé si han sido las vistas o el descanso pero me puedo permitir superar el trantran y poner un ritmo mucho más desahogado.

Photobucket

Tras las fotitos de rigor comienza una bajada vertiginosa por el Pr16 con mucha piedra suelta que nos deja en el pluviómetro, donde abandonamos el camino para disfrutar de una senda preciosa paralela a un arroyo que nos introduce en la zona cuasi virgen de las estribaciones del nacimiento del Manzanares.

Photobucket

De dominar Madrid desde lo alto de bola hemos pasado a estar "perdidos" en un valle precioso a aparentes miles de km de la civilización, rodeados de agua, verde y colinas. Es espectacular el cambio.

Photobucket

Photobucket

La senda se convierte en un... "cada uno por donde pueda" en los ultimos metros hasta que llegamos al Manzanares. Hay que estar un poco lanzado para hacerla y elegir la trazada pero hasta aquí es 98% ciclable.

Photobucket

Photobucket

Ahora toca seguir el cauce por el pr18, que tiene una ciclabilidad... 80% dado que el sendero está desdibujado por las piedras y la vegetación en tramos.
Mis compañeros disfrutan de las vistas... y protestan todo lo que pueden por la ciclabilidad jeje. Los minutos se les hacen horas pero, y aunque no me creen... no hemos llegado a los 25minutos de terreno de baja (a veces nula) ciclabilidad.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

LLegamos al puente de los Manchegos y ya tenemos todo hecho, hemos llegado a Pedriza y sólo nos queda subir una pequeña rampa hasta el Collado de los Pastores para disfrutar de una de las mejores y más excitantes bajadas de la sierra.
EL cuadro es variopinto en lo alto del Collado pero se igual mucho tras terminar la bajada:
Nano va petado pero aguantando como un campeón.
Muriel acusa el pateo y las subidas pero se mantiene firme.
Ramón paga los excesos y aunque sobrado se le nota flojear.
Ruben ha ido creciendo y se le ve entero.
Yo... el valle y los paisajes son mi mejor cura y las penalidades de la subida quedan olvidadas para dar paso al éxtasis de la bajada.

Enfilamos un par de curvas de pista para llegar al primer tramo de sendero entre pinar. El terreno está un poco suelto pero lo disfrutamos a tope.
El segundo tramo por la umbria de la garganta está espectacular y se notan las lluvias pasadas.

Photobucket

Remontamos 800m suaves por pista para enlazar con la segunda parte del PR16, que nos llevará por un terreno más abierto pero por una senda de peraltes y saltos preciosa hasta Quebrantaherraduras, a donde llegamos con una sonrisa de oreja a oreja.

Photobucket

Ramón baja un poco el rendimiento, no va bien de hora y eso le hace mella y Nano pone el piloto automático.
Muriel se ha recuperado y junto Ruben y yo nos lanzamos al último tramo que nos dejará en la entrada del parque con una sonrisa de oreja a oreja y el placer de un RUTÓN.

Y no es para menos porque aunque no muy larga en distancia (46km) son 1780m de desnivel acumulado que no dejan respiro ni subiendo ni bajando.

Ramón se despide y nos marcamos una opcional como Dios manda en el club de Hípica. La cerveza fresquita recupera la sonrisa de Nano y aunque cansados nos marchamos contentos.

PD: Es una ruta dura y exigente pero es una de esas rutas donde se vive de cerca el mountainbike.

Aquí podéis ver todas las fotos:
Fotos de Bola Pedriza

1 comentarios:

james dijo...

Ruta muy bonito, lo hice hoy http://www.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1879305