Busca algo el blog

Cargando...

Entradas del blog

Donaciones

Acerca de mi

Contador

Optimizado: 1280x1024

Seguimiento por correo electronico

Entradas populares

Seguidores

lunes, 27 de septiembre de 2010

Pontevedra y alrededores

Photobucket

Hemos pasado una noche... puf. Se puso de tormenta y se desataron unos vendavales como nunca habíamos visto y eso que ya el año pasado en Visp sopló en el camping de lo lindo.
Mira que pongo la tienda montada a prueba de bombas pero se movía bastante e incluso partió uno de los vientos.
El pobre perro fue el que peor lo pasó y tras escaparse fuera de la tienda un par de veces Silvia no pudo más y terminó durmiendo dentro con nosotros... ainsssss

Parece que suaviza un poco por la mañana aunque aún quedan ráfagas aisladas que nos molestan a la hora de recoger la tienda pero por fin conseguimos guardar todo y enfilamos hacia Pontevedra.

Se acaba la fase camping.

Con tiempo nublado sufrimos los cambios y obras de la A8 y la nacional con paraditas intermitentes y tráfico hasta que llegamos a la de peaje, donde paramos a comer en un área de servicio con mucho césped donde montamos nuestro tinglado particular ;).

LLegamos a Pontevedra poco después y nos recibe Ana con los brazos abiertos.
Tras luchar con el gran picasso, el montacoches y el pequeño garaje conseguimos dejarlo situado y disfrutamos de un ameno paseo guiado por Pontevedra. Estamos en las mejores manos!

Entre bla bla y ble ble recogemos la bici de Ana de la tienda, que estaban mirándole los casquillos y Frodo para variar se mete un buen baño para refrescarse y estrena una playa que han hecho en la ría.

Photobucket

Ya volviendo a la casa nos llama Jose, que acaba de salir de trabajar y nos llevan a cenar carnaza a un restaurante BBB que conocen.
Umm qué ricos los pimientos de padrón. umm qué rico! umm.... joder cómo pica!! Es lo que tiene jaja.
Degustamos un par de costillares que nos saben a gloria acompañados por una tortilla y nos metemos en la cama con una sonrisa de oreja a oreja en la tripa llena ;)


Photobucket

Abro un ojo... no sé qué hora es pero ya hay luz por la ventana y va siendo hora de sacar a Frodo así que trato de no despertar a nadie (cosa complicada ya que parezco un elefante) y me voy con Frodo a dar un paseo por el centro de Pontevedra y entablo amistad con un par de perros y sus dueños en un parque cercano ;)
Al volver ya está el resto levantado y nos ponemos a desayunar y preparamos la comida ya que la idea es pasar el día ruteando con la bici y disfrutando de la playa, que ha salido un sol de justicia.

Montamos todo en el coche y nos dirijimos a Cangas de Morrazo dando un rodeo ya que Ana supone acertadamente que al ser fin de semana y con buen tiempo la ruta normal irá llenita.
No podemos llegar al punto acordado porque hay una manifestación por no sé cual médico pero el caso es que han cortado todos los accesos a donde queríamos.
No problemo, para eso tenemos las bicis no? Aparcamos en un ensanche de esas estrechas estrechas callejuelas empinadas y bajamos hasta la playa de Melide.

Photobucket

Entre blabla y bleble remontamos una calzada empedrada que sirve para calentar motores y enfilamos una subida por asfalto que se convertirá en un cruce en pista empinada y luego en una trialera de subida donde nos picamos todo lo que podemos para llegar resoplando y exhaustos pero contentos a la cima del monte Facho si no recuerdo mal.

Photobucket

Photobucket

Las vistas de las Cies de fondo y la gran visibilidad nos hacen tirar fotitos a tutiplén como previo a una preciosa bajada trialera que comienza con unos buenos pasos técnicos hasta llegar a la calzada donde apetece soltar freno y aprovechar las piedras para pegar saltitos.

Photobucket

Photobucket

Jose baja desatado y yo hago lo que puedo para seguirle y me encanta ver la cara de felicidad que trae Silvia "partiendo piedras". Parece que se le van olvidando los miedos y está recuperando de nuevo las sensaciones bajadoras.

Photobucket

Nos tomamos unas cocacolas en un bareto que hay al final de la bajada y tras rellenar agua nos dirigimos a la punta más cercana a las Cies para ir a la playa de Melide.
Preciosa y coqueta playa de aguas cristalinas y azul espectacular a las que se llega por una bajada de pista rota con algún tramo alternativo trialero.

Photobucket

Es la hora de la comida y hay hambre así que nos zampamos los bocatas, que saben a gloria sentados cómodamente en el pinar y bajamos a la playa a tomar el sol y descansar plácidamente.

El agua no está tan fría como esperaba y terminamos todos en el agua. El perro es el que más disfruta y no para de hacerse largos, coger el palo, rebozarse de tierra y vuelta a empezar.

Tras la actividad toca momento siesta y terminamos sin quererlo los 4 y frodo durmiendo a pierna suelta un ratejo.

Uf... cómo cuesta ahora levantarse pero hay que ir moviéndose que si no no llegamos de día al coche jeje!!

Photobucket

Aprovechamos que no hay prisa y a todos nos gusta investigar para probar unas alternativas nuevas y tras disfrutar de una bajada divertida hasta la playa nudista comprobamos lo duro que es rodar por un sendero que tiene arena de playa.

Un par de improvisaciones y algún que otro desvío equivocado y terminamos llegando a la playa de Nerga. Está molando esto de tener que orientarse entre el pinar al tiempo que te encuentras con trampas de arena.
Jose y Ana nos dan a elegir entre carretera pestosa o seguir improvisando y lógicamente gana lo segundo así que descubrimos un sendero muy estrecho y lleno de zarzas pero disfrutón que nos lleva a la casi privada playa de las moscas y de aquí a un pequeño campillo natural.

Photobucket

Jose no puede resistir la tentación y le da a un salto que hay con no muy buena pinta, resultado... polvo, magulladuras y posteriormente... (ya se verá...)

Photobucket

Las chicas prefieren ir a lo seguro y cogen pista para llegar al camping mientras que Jose y yo investigamos un sendero apetecible que termina siendo una preciosa trialera enmarcada entre toxos que acaba directamente en la playa de limens.

Qué buen sabor de boca que deja esta trialera final!!

Mientras esperamos a las chicas a Jose se le enfría el golpe e incluso se marea así que Ana y yo remontamos a por los coches mientras Silvia se queda con Jose. Como tiene de todo le hace un vendaje y ale, para casita a ducharse que ya es hora y hay un hambre...

Para terminar tan completo día nos damos una cena BBB digna de un marqués pero tirada de precio a base de mejillones, almejas, navajas, pulpo y luego segundo plato! Dios que rico está todo!!! Por estos lares desde luego que saben comer! Y eso que a mi no me gusta el marisco jaja.

Va siendo hora de capitular así que nos subimos a casa pero comienzan las batallitas y terminan dándonos las tantas ;)






Las vacaciones tocan a su fin y Jose tiene el tobillo mal así que le dejamos castigado en casa mientras Ana nos lleva a recorrer algunos puntos de interés como Combarro y su zona de hórreos. Aprovechamos para tirar unas fotitos y de paso me vicio un poco con las gaviotas, anda que no saben donde pillar el pescado las pedorras...

Photobucket

Photobucket

Terminamos la visita por las zonas por donde ellos suelen montar en bici cerca de casa y va siendo hora de comer.
Ana nos deleita con un arroz con salchichas y legumbres que le sale de muerte así que entre pitos y flautas termino con varios platos y la tripa a reventar!
Madre mía que pedazo de anfitriones.

Photobucket

Charleta y sobremesa alargando el placentero momento pero toca volver a Madrid que Silvia trabaja al día siguiente.
Yo con la tripa tan llena no pienso más que en sobar así que ella conduce la mitad del camino y yo la otra mitad y a eso de las 11 de la noche aterrizamos en casita cansados pero con una cantidad de momentos inolvidables.

Gracias Jose y Ana por ser como sois!!! y ya sabéis... nos debéis una visitica... ;)
Aquí podéis ver todas las fotos: Fotos de la ruta por Melide

Aquí podéis ver todas las fotos: Fotos de la ruta por los alrededores de Pontevedra

1 comentarios:

Cacho dijo...

Eh chicos os sigo desde hace tiempo, las fotos son espectaculares como siempre pero estas son mas importantes porque son de mi tierra.
Un placer disfrutar de estas fotos, seguid asi....
Un saludo desde Pontevedra