Busca algo el blog

Cargando...

Entradas del blog

Donaciones

Acerca de mi

Contador

Optimizado: 1280x1024

Seguimiento por correo electronico

Entradas populares

Seguidores

jueves, 3 de mayo de 2012

Escapada a Sintra y Lisboa

Fotos de Iogrea


Silvia por mi cumple me hizo un regalo muy especial. Un viaje a Lisboa coincidiendo con nuestro Aniversario. Corto en días pero intenso, bien aprovechado y muy bien planificado.
Sábado:

Salimos de Barajas un sábado a las 8 de la mañana y a las 8:15 estábamos en Lisboa (es lo que tiene tener una hora menos). Reseñar que, volando con la TAP te dan de comer!!!
Ya podían aprender estos ladrones de Iberia y similares "grandes compañías" que tienen precios elevados y ofrecen lo mismo que las de bajo coste.
Así que con la barriga llena aterrizamos en Lisboa y pillamos un autobús que nos lleva al centro.
El billete cuesta unos 3e pero durante 24h te permite pillar cualquier autobús y tranvía así que sale mucho más rentable que un bono salvo que tengas que coger por narices el metro.

Tenemos una agenda apretada ya que queremos aprovechar la primera parte del día para visitar Sintra. Nos deberíamos haber bajado en Rossio para ir a la estación de tren pero aún estamos algo despistados tras el vuelo y nos colamos y bajamos en Cais do Sodré así que aprovechamos para volver andando a Rossio y de paso ver algunas callejas por el camino.

Fotos de Iogrea
En la estación de tren pillamos el billete a Sintra de ida y vuelta y mientras esperamos al tren nos dedicamos a contemplar gaviotas.

Fotos de Iogrea
En unos 45min nos plantamos en Sintra..
El tiempo es lo único que no nos acompañará en este días así que toca chubasquero, lluvia y cielo plomizo que desmerecen un poco las bonitas vistas.
Cogemos el autobús que sube al Palacio de Pena y, tras subir por una carretera estrechita y llena de curvas cerradas nos deja en la entrada de los jardines con un buen aguacero.

Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Sacamos billete y hay opción de trenecito hasta arriba o andando 4min... cogemos la opción de andar y subimos en un agradable paseo hasta la entrada del majestuoso castillo.
El interior del Castillo no es que sea espectacular pero por fuera es muy agradable y se intuyen unas abrumadoras vistas hacia los 4 puntos cardinales.
Nosotros nos tenemos que contentar con sacar la cámara a escondidas protegida por el paragüas cuando la lluvia nos deja pero aún así merece la pena con creces.

Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
El Castillo se puede visitar por dentro recorriendo las estancias o por fuera a través de sus murallas y almenas. Por el exterior es más espectacular debido a la frondosidad de los bosques que lo rodean, lo colorido de sus murallas y las vistas panorámicas.
Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Tras terminar con la visita bajamos andando a la parada del autobús y veo un senderito cautivador... estupenda trialera si tuviera la bici (sisi... ya sé que muy bien de la cabeza no ando...) el caso es que no puedo resistirlo y nos bajamos andando por un bosque precioso potenciado por la lluvia que lo está regando.

Fotos de Iogrea
Pero claro... no todo iba a salir bien y me dice Silvia que ya no hay paradas de autobús desde el Castillo al pueblo y hemos bajado un buen trecho así que agarro el plano, me oriento y toca bajar andando hasta el pueblo.
Será una media hora entre sendero, carretera empedrada y luego un poco de callejeo pero las calles son conglomerados de piedras muy pulidas que mojadas tienen un alto porcentaje de resbalones así que lo que en condiciones normales es un agradable paseo se convierte en todo un alarde de equilibrio por nuestra parte para no terminar con nuestro cuerpo en posición horizontal y las posaderas calentitas ;)

Fotos de Iogrea
No hay mal que por bien no venga ya que gracias a este paseo improvisado pasamos por un par de iglesias escondidas y tenemos unas vistas privilegiadas desde lo alto de la Basílica. Y para amenizar la bajada me encuentro un billete de 5e que compensa levemente los gastos de las diveras entradas.

Fotos de Iogrea
Nuestro próximo objetivo son los jardines de la Quinta da Regaleira, no todo el mundo los visita pero a mi me parecen altamente recomendables.
Estamos en una fase de chubascos cortos así que tan pronto sale el sol como nos mojamos y permite hacer alguna que otra foto.
La entrada a los jardines no es que sea barata pero se amortiza por el buen rato que se invierte en visitarlos.

Fotos de Iogrea
Constan de una serie de caminos y senderos que van ascendiendo por la ladera para visitar el palacete, la iglesia y diversas torrecillas y plazoletas escondidas entre la frondosa vegetación.

Fotos de Iogrea
Nosotros elegimos un camino variado que nos lleva primero a visitar al palacete para introducirnos en unos subterráneos (altamente recomendable llevar linterna o un móvil con led).
Como buen cotilla recorremos todos los pasadizos y terminamos subiendo a la capilla.

Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Proseguimos la visita subiendo a unas torrecillas pintorescas y nos adentramos en los pasadizos subterráneos para llegar a la linterna iniciática del conocimiento.
Unas veces con iluminación y otras que iluminamos nosotros vamos recorriendo el pequeño laberinto subterráneo y descubriendo otra torre inferior, una cascada que se puede ver desde fuera o desde dentro y un pequeño laberinto con un mini lago subterráneo.

Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Entretenida forma de pasar un buen rato lejos de aglomeraciones, inmersos en naturaleza y en un entorno muy bonito.

Pero claro... todo esto da hambre y con la tontería y tanto andar ya son las 3 y hay ganas de zampar! Lo hacemos en un restaurante en la plaza de Sintra tras decidirnos por el que menos nos ha dado la plasta el camarero para meternos dentro ;)

El menú del día no es espectacular pero cumple perfectamente y ya con la tripa llena regresamos a la estación y tras una siestecita aparecemos de nuevo en Lisboa.

Va siendo hora de pasar por el hotel, que no permitía el chek-in hasta las 3 así que, como íbamos ligeros de equipaje nos ha tocado cargar con la mochila por Sintra.
La verdad que yo no dejo casi nada ya que para 2 días lo que más pesa es la reflex y sus cacharritos pero se agradece el aligeramiento.

El hotel elegido por Silva es el "Residencial Vila Nova". Ubicado a 100m de la plaza Marqués de Pombal está muy bien comunicado y es moderno y muy agradable. La recepcionista habla en un montón de idiomas, y el precio insuperable.
La fachada tira para atrás ya que ni siquiera parece que haya un hotel pero ya superamos ese inconveniente en Budapest y, una vez más, las apariencias engañan y cuando subes a la tercera planta todo cambia a mejor.

Fotos de Iogrea

En Lisboa ya no llueve e incluso parece que comienza a salir el Sol así que nos damos un paseo por la ciudad. De madrugada cambian la hora pero hasta entonces... anoche pronto así que la visita pronto se convierte en paseo nocturno.

Aprovechando el billete 24h nos montamos en un tranvía en Martín Moniz que nos sube al casco antiguo del castillo y aprovechamos para hacer unas fotitos a la Catedral.
Recorremos gran parte del casco antiguo al ser demasiado tarde para entrar dentro del castillo y en una de las callejas empedradas... me encuentro un billee de 10e!!! madre mía qué suerte y qué risas que nos marcamos gracias a esto jeje.

Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Como nos suele pasar... anda que anda terminamos bajando andando por un montón de callejas poco iluminadas y sucias que nos dejan en la zona baja, justo en la calle que va al elevador de Santa Justa y justo a tiempo para realizar la última subida.

Fotos de Iogrea
Aprovechamos para hacer unas retrataduras de la ciudad por la noche y ya el hambre vuelve a ser un problema así que recorremos un poco la parte alta hasta dar con un restaurante con buena pinta donde saciarlo ;)

Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Todo el día de trote nos tiene cansaditos pero aún sacamos fuerzas para bajar andando hasta Rossio y pillamos un autobus al hotel. A la camita... que mañana será otro día.





 Domingo:
Cambio radical, día de solazo intenso así que abrigo y goretex a la mochila y en manga corta a tostarse todo el día! Este tiempo es una locura!
Nuestro primer objetivo es llegar a Belem pero... no sabíamos que se corre una famosa media maratón y está cortada toda la zona paralela al agua... y curiosamente no hay forma de ir desde Cais de Sodré hasta Belem por autobús o tranvía. Únicamente nos queda el tren, al igual que a montones de turistas así que vamos un poco apretaditos para bajarnos en la parada más cercana, que nos obliga a pasar una pasarela y atravesar un parque hasta llegar al monasterio.

Fotos de Iogrea
La meta está justo ahí así que además del intenso calor y los turistas habituales hay una cantidad de gente anormal para la zona.
Hemos dejado Belem para el domingo porque la entrada es gratuita. Tiene un claustro muy bonito y amplio donde pasamos una agradable rato y salen unas cuantas fotos.

Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Enfrente pero de difícil comunicación andando tenemos la torre y el monumento a los descubridores.
Así que toca desandar todo el parque para volver a pillar la pasarela y volver a recorrer la distancia equivalente al no tener un paso directo que cruce la carretera y vías del tren.

Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
El monumento a los descubridores se lleva un par de fotos y proseguimos caminando bajo un sol de justicia hasta la torre, de donde salimos un poco asqueados ya que nadie controla la subida por una pequeñísima escalera de caracol y al haber mucha gente y poca educación hay atasco, empujones y malas caras cuando no se busca eso grrr.

Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
Volver de la torre al centro vuelve a ser una odisea ya que no hay más que una parada de autobús con muy poca frecuencia y la calle están comenzando a abrirla en estos momentos.
Nos toca volver andando hasta el monasterio, donde la carrera ya ha acabado y se están restableciendo las comunicaciones con unos autobuses especiales para los corredores. Nos montamos en uno de esos y vamos apelotonados hasta Cais de Sodré donde ya podemos pillar cualquier cosa.

Nos queda por ver la zona alta así que hacia allí encaminamos nuestros pasos pero ya tenemos un buen tute encima así que pillamos tranvías a diestro y siniestro con nuestro ticket de 24h. No termino de verle el encanto a esta zona. callejas empinadas y sucias se encadenan alternando portales desvencijados con antros más o menos apetecibles.
Terminamos comiendo bacalao en la zona centro en una terracita y nos dedicamos a saltar de tranvía en tranvía para terminar de ver la ciudad tras una visita al Castillo por dentro.

Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
La visita al castillo no se puede considerar como imprescindible pero nos sobraba tiempo y hay bonitas vistas así que fue una forma agradable de pasar las últimas horas en Lisboa.

Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
A las 7:30 cogemos el autobús para el aeropuerto y a las 9 estamos volando de vuelta a Madrid agotados tras el intenso fin de semana.

Fotos de Iogrea
Fotos de Iogrea
De Lisboa hemos oído los más diversos comentarios.
Personalmente es una capital que se merece una visita pero... de poca duración y con ciertas limitaciones. Me ha parecido sucia y un tanto caótica. En la zona centro nos han intentado vender todo tipo de drogas varias veces sin ningún escrúpulo y en cuanto que te alejas de la zona centro hay porquería a tutiplén. Carece de encanto para una visita prolongada pero si que se merece un par de días.
Mucho más recomendable el rato que pasamos en Sintra, no obstante, un viaje muy agradable que teníamos ganas de hacer y que ha dejado un buen sabor de boca.

Fotos de Iogrea
Gracias peque!!

Aquí podéis ver todas las fotos:
Fotos de Sintra y Lisboa

0 comentarios: