Entradas del blog

Donaciones

Acerca de mi

Contador

Optimizado: 1280x1024

Seguimiento por correo electronico

Entradas populares

Seguidores

domingo, 21 de agosto de 2011

V26: Viena - Bratislava- tren a Budapest

Photobucket

Vuelta a los caminos!
Hoy es nuestro último día de pedales y nos toca hacer la etapa entre Viena y Bratislava. Para variar el cielo está gris pero parece que no llueve.

Photobucket

Dejamos Viena aprovechando primero para visitar la estatua de Strauss y cogemos una gran avenida por una especie de casa de campo vienesa hasta que nos desviamos al cruzar bajo una autovía.

Photobucket

El camino en este tramo se vuelve algo confuso y hay falta de indicaciones pero básicamente es proseguir bajo la carretera primero a nivel de suelo y luego por los carriles colgados bajo el puente hasta cruzar el Danubio.

Photobucket

Una vez cruzado es sólo cuestión de proseguir por su margen izquierdo todo el rato.
Abandonamos Viena del todo al pasar por una central enorme y llegaremos a la recta eterna.

Photobucket

Unos 30km con tan solo un par de ligeros cambios de sentido que se hacen monótonos a más no poder. Esta recta nos introduce y lleva a lo largo del parque nacional del Donau-eau por un camino elevado ya que en épocas de crecida se anegan los laterales.

Photobucket

Mucho estábamos esquivando la lluvia y nos cae un buen cubo de agua que nos deja calados pero hay buena temperatura y al rato de seguir rodando sin lluvia nos secamos bastante y aprovechamos para tomar un refrigerio.

Photobucket

Por fin la recta se acaba y dejamos el parque nacional para cambiarnos de orilla tras cruzar el Danubio por un larguísimo puente.

Photobucket

Sólo encontramos un pueblo de cierto interés en todo el recorrido de hoy así que seguimos dando pedales y entramos en un aislado claro al tiempo que nos acercamos a Bratislava.

Photobucket

La frontera es inexistente por el carril bici y sin quererlo nos encontramos cruzando el puente del Danubio de nuevo para entrar en Bratislava.
Lo primero que nos encontramos es el centro histórico, que tiene pinta de merecerse unas horas pero preferimos aesgurar el tren a Budapest y ya volveremos a verlo cuando tengamos los billetes.

Photobucket

Dejamos el casco histórico subiendo unas empinadas rampas empedradas y tratando de esquivar la atestada carretera que corta como una herida a la ciudad. Pero no hay más remedio que meterse entre una jungla de coches para poder llegar a la alejada estación.

Photobucket

No sé el resto de la ciudad pero desde luego ese trayecto es horrible para ir en bici. Por fin llegamos a la estación y nos acercamos tan ufanos a la ventanilla para encontrarnos con una desagradable sorpresa...
Casi por señas porque su inglés es mucho peor que el ya escaso nuestro nos dice que el único tren que nos habían asegurado que permite llevar bicis a Budapest está completo! Pero qué mala pata!! Intentamos reservar billete para nosotros y las bicis desde España pero la mierda de las web de ambos países no lo permiten así que nos la tuvimos que jugar... y perdimos.
Antes de venir estuvimos informándonos de los diversos medios para llegar a Budapest con la bici y sólo hay un tren directo a las 19:45 y autobuses. Pero en los autobuses hay que llevar la bici embalada así que no había muchas opciones.

Photobucket

Vamos cabizbajos a información y de las 2 chicas tan sólo una chapurrea inglés. Cuando ya nos marchamos sin solución se le ocurre por fin una alternativa.
Como si jugáramos al pictionari nos explica que tenemos que llegar a Nova Zamsky, de ahí a Sturovo luego cruzar en bici la frontera por un puente para entrar en Hungria por Esztergom y ya allí hay tren a Budapest.
Todos son regionales y permiten la bici sin problemas.

Pero claro... para qué nos va a decir qué tren es cada uno y cómo llegar y horarios grrr.
Menos mal que la estación tiene wifi gratis y conseguimos con los móviles ver los horarios y averiguar qué trenes paran en Nova Zamsky.
Han sido unos momentos tensos pero se empieza a ver la solución.
En las taquillas sólamente hay bordes que pasan de contestar. Parecen robots con cuerpo humano. Le pido al robot, digo a la de la taquilla un ticket para Sturovo con bicis y por fin me lo da aunque no suelta prenda de vía ni andén.

Averiguado por nosotros mismos en internet nos dirijimos al andén y hay un tren antiguo que hace parada en Nova Zamsky. Miramos cuál es el andén de las bicis pero no hay ninguno dedicado. Le preguntamos a un chico que se asoma y parece que habla con la revisora y nos mandan al último pero son todos iguales así que cabreados por el pasotismo meto las 2 bicis en uno y el tren arranca.

Resulta que el revisor es el chico. Hace falta ser.... para siendo el revisor no habernos dicho dónde. En fin...
El tren para en apeaderos lejos de los pueblos y muy poco tiempo así que meto en el gps el pueblo y averiguo que nos quedan 70km. Suficiente para comer así que nos hacemos unos bocatas y a zampar!

Photobucket

Nos bajamos en Nova Zamsky y vienen hacia nosotros 2 policías. Nos preguntan que a dónde vamos ya que les debe chocar vernos con las alforjas. Nos dicen que el tren para Sturovo va en esta misma vía pero es el intercity que no podemos coger y que va también derecho a Budapest. Nos dicen entonces que es el de la otra vía y se les ve que se preguntan entre ellos para dejarnos cruzar las vías con las bicis pero finalmente nos dicen que lo hagamos por las escaleras. Hace falta ser cabrones! Desde luego la amabilidad en este país...

Nos bajamos todo por las escaleras y volvemos a subir al otro andén donde nos espera un tren con la máquina y un vagón. El revisor es majete y nos dice que sí, que va a Sturovo así que subo la bici y cuando Silvia va a subir la suya no puede. El revisor me dice que la ayude! Joder el huevón! que está a 1m y no es capaz de mover un dedo.!

Photobucket

Por fin llegamos a Sturovo y para variar la estación está alejada del pueblo así que enchufo el gps y nos orientamos para llegar al puente y cruzar la inexistente frontera.

Son tan sólo 6km y no hay mal que por bien no venga ya que Esztergom nos sorprende con una enorme y grandiosa basílica enclavada en una colina donde coronaron al primer Rey de Hungría por lo visto y que recientemente a visitado el Papa.

Photobucket

Silvia anda un poco agobiada por si perdemos el tren a Budapest así que no nos detenemos a cotillear como es debido y nos dirigimos a la estación, que está a unos 2km del centro.
En taquilla tampoco hablan inglés pero se quiere hacer entender. Menos mal que aceptan visa porque en Hungría son florines y no hemos podido cambiar.
Cansados por los casi 80km de bici y el stress de los trenes por fin nos sentamos tranquilos en un moderno tren que nos llevará tras muchas paradas a Budapest.

Photobucket

Llegamos a las 9:30 y el hotel lo tenemos a 100m de la estación. Menos mal que íbamos sobre aviso porque la fachada parece un edificio corriente más tipo fábrica que hotel y tan sólo se sabe que hemos llegado por un pequeñísimo letrero en la puerta.
La recepción está en la tercera planta así que dejo las bicis y subo y un chico muy amable con buen inglés me dice que todo está monitorizado, que dejemos las bicis en el vestíbulo y ellos las vigilan.
Las primeras impresiones engañan y el hotel por dentro está genial. Dejamos las cosas en la habitación, nos duchamos y nos vamos a cenar al burger king que hay en el intercambiador. 8e 2 menus!! A dormir y a descansar que menudo día hemos tenido hoy!!

En fin, lamentablemente puede que no sea verdad pero la impresión que nos llevamos de Bratislava fue mala. Tanto por el caos urbano como por lo poco agradable que fue la gente con la que nos cruzamos.
Si hacemos balance, de 8 personas con las que hablamos tan sólo 1 hizo algo por intentar ayudarnos mientras que los otros más bien pusieron trabas.

Aquí podéis ver todas las fotos: Fotos de las Vacaciones 2011. Ruta de Viena a Bratislava y tren aventura a Budapest

Track de la ruta

0 comentarios: