Entradas del blog

Donaciones

Acerca de mi

Contador

Optimizado: 1280x1024

Seguimiento por correo electronico

Entradas populares

Seguidores

jueves, 4 de agosto de 2011

V11: 15 Verona - Innsbruck

Photobucket

Hace mucho que no actualizo el blog pero no ha sido por falta de actividades si no por vacaciones!!!
Últimamente he tenido un poco abandonada la parte de bici pero no por falta de práctica si no por falta de cosas nuevas que contar.
Con la lesión he rodado bastante pero tan sólo he pillado la gorda un par de veces y es que había que reservarse para el plan vacacional ya que nos esperan 700km de aventuras.

Todo tiene un principio y el de estas vacaciones viene derivado del año pasado cuando nos quedamos en Passau en nuestro recorrido por el Danubio.
La idea de este año era continuarlo hasta Budapest pero el precio de los vuelos a Munich y Viena mas las horas de tren hasta Passau nos estaban quitando las ganas. No había nada aceptable barato sin escalas!!
Por otro lado se me antojaba un tramo repetitivo y parecido a las últimas etapas del año pasado así que comenzamos a ver otros destinos y aparecieron unas fotos del Tirol... Yo que soy fotoenamoradizo sufrí un flechazo así que el viaje dio un pequeño giro.

Atravesaríamos el Tirol hasta Linz y luego proseguiríamos el Danubio hasta Budapest en un viaje más cultural. Dicho y hecho, Silvia busca info y yo busco cómo ir y unir las cosas.
El tema avión... vuelve a estar complicado. Vuelo directo a Innsbruck pero llegamos a las tantas de la noche y hay que hacer 30km hasta el pueblo a las 12 de la noche...
En estas que aparece la solución! Vuelo a 35e+40 de bici a Verona con Ryanair y tren de Verona a Innsbruck. Tirol... allá vamos!!!

Tras empaquetar bien las bicis y meter dentro de la caja una alforja y el rackpack nos colgamos la otra al hombro, cruzamos sin problema el control de equipaje y cruzamos los dedos para que todo llegue bien a Verona.

Photobucket

El vuelo sale casi 1h tarde pero transcurre todo sin incidencias y nuestras cajas son las primeras en llegar. Aterrizamos a las 8 y a las 9 y poco y tras una buena sudada ya tenemos las 2 bicis montadas, las luces puestas que ya es de noche y listos para rodar.

Photobucket

Este año no tengo problemas de fronteras a la salida del aeropuerto pero nada mas pillar la primera carretera tenemos el primer imprevisto. El puente que cruza la autovía está en obras y era el único que había encontrado para no meternos en una autovía grrr!!! menos mal que este año le he metido al gps ortofoto y mapitas extras y nos inventamos un rodeo por un camino entre 2 fábricas y por fin pillamos la carretera que nos llevará tras 9km a Verona.
Atraviesa un par de pueblos y tiene poco tráfico y un buen tramo con carril bici salvo cuando nos acercamos a Verona, que va pegada a la vía del tren y se vuelve más oscura y tétrica pero por lo demás tranquila y agradable. Hay buena temperatura así que pasan rápido los km.

Sin más incidentes que el gusanillo de ir de noche por un sitio que no conoces llegamos a la estación a las 10 y está todo cerrado. Rebuscamos un poco pero nada, sólo tenemos taquillas automáticas. Metiendo el localizador imprimimos los billetes que habíamos reservado para Innsbruck online en el único tren que dejan bicis en ese trayecto. Un IC que sale a la 1 de la mañana y llega a las 4.
Intentamos reservar online para la bici pero el sistema informático no deja y una llamada desde España nos confirma que la bici sólo allí grrr.
En fin... no teníamos muchas cosas al azar y esta era una de ellas y promete aventura. Un revisor que hay en un andén nos dice que podemos comprar el billete para la bici en el propio tren y que no suele haber problema de sitio así que nos vamos a visitar un poco Verona que ya hay hambre.

Desde la estación no se tardan ni 5min a la plaza del Coliseum.

Photobucket

Verona es pequeño pero tiene un curioso y agradable casco histórico que invita a pasear y perderse por sus callejuelas mientras levantamos la vista para contemplar sus fachadas y cubiertas rebuscadas. Con vuelos como el nuestro de precio, ideal para una escapada de fin de semana.

Photobucket

Con las horas que son y siendo de noche tampoco nos da la cosa para mucho y tras ver las calles principales volvemos a la gran plaza para sentarnos como buenos turistas en una de sus pizzerías y comenzar el viaje como marajás cenando con buenas vistas.

Photobucket

La cámara no da para más y ya me cagaré en ella unas cuantas veces pero bueno, es lo que hay si quieres que entre en el bolsillo y que se pueda mojar así que las fotos dan para lo que dan.

Sin prisas y relajados se nos han acabado las cosas que hacer y a las 00:30 estamos en la estación para subir las bicis al andén. A las 10 habíamos mirado que había ascensores pero cierran de 23 a 6am así que nos toca desmontar las alforjas y tragarnos un tramo de escaleras hasta el andén.
Según voy asomando la cabeza se me cae el alma a los pies! está lleno de alforjeros alemanes!! y ellos tienen la puta reserva que a nosotros no nos dejaron grr. Todo está en manos de la buena voluntad de los ciclistas y el revisor...

Parece que en Italia lo de la puntualidad de los trenes no es norma o al menos tuvimos la negra porque nuestro tren se retrasó 1:30h. Estuvimos entretenidos viendo como se bajaban en pijama los del trencama contiguo porque ellos llevaban un retraso similar porque se les había roto la máquina.
Quiero pensar que nuestro retraso fue porque metieron 2 vagones para bicis pero el caso es que cuando finalmente llegó a las 2:30 había el sitio justo entre los 2 vagones para todos los alemanes y unos cuantos desperdigados como nosotros así que tuvimos suerte y pasamos.
Conseguimos meter todas las bicis repartidas y suspiramos tranquilos. Al menos no nos dejarían en tierra!

Pero la aventura no ha hecho más que empezar. No se si será la norma de los trenes nocturnos pero es un puñetero desastre y van hasta el culo de gente. Teníamos reservado un par de asientos y tras asegurarnos de que las bicis estaban bien se me ocurre intentar entrar por el pasillo a nuestra cabina.

Y digo intentar porque tengo que ir sorteando gente que hay tumbados y tirados por el suelo, abro la puerta del compartimento y me sacude una bofetada de humanidad. Están unos encima de otros con los pies en los asientos y gente en el suelo! Madre mía que puto desastre de tren! Y anda que ha costado barato... que nos han soplado entre persona y bici 48e por barba. Encima me miran mal y el del suelo me protesta alegando que esa zona es para él!

En el compartimento de las bicis al menos las ventanas van abiertas y se está bien así que seguimos el ejemplo de un par de ciclistas que se han tumbado en el suelo a intentar pasar la noche. Recolocamos las bicis y como las ruedas delantereas van levantadas me meto debajo y Silvia se tumba en mi tripa. El trayecto son 3h así que intentaremos dar una cabezadita. Yo lo consigo aunque a veces me despierta gente que va al inmundo servicio maloliente y que tiene que ir sorteando piernas de durmientes pero Silvia lleva peor el ruido y el traqueteo y duerme poco.

Photobucket

Como semos muy positivos, al menos al salir más tarde llegamos a Innsbruck a las 6 de la mañana en lugar de las 4 ya que por el camino perdemos otra media hora en algún sitio cercano a la teórica frontera con Austria y ya está abierta la estación, hay sol y podemos desayunar.
Primera aventura solucionada con éxito y ya tenemos algo que contar a los nietos jaja.
Bicis listas, nos ponemos el culotte y... en la próxima entrega empezaremos a dar pedales.

Aquí podéis ver todas las fotos: Fotos de las Vacaciones 2011. Dia 15 de Verona a Innsbruck

2 comentarios:

Anna dijo...

Hola!!! Muy chulo el blog!! Te acuerdas en qué página reservaste el viaje en tren de innsbruck a verona??? Gracias

Iogrea dijo...

En la página de trenitalia (La "renfe" italiana).
Pero fuimos incapaces de reservar online el ticket para las bicicletas.
Unicamente se podia sacar alli en las taquillas y cuando nosotros llegamos estaban cerradas asi que lo sacamos ya directamente en el tren.