Entradas del blog

Donaciones

Acerca de mi

Contador

Optimizado: 1280x1024

Seguimiento por correo electronico

Entradas populares

Seguidores

viernes, 29 de agosto de 2008

V08-15 Ulia- Jaizkibel

Photobucket

Toca madrugar que hoy toca disfrutar ruteando.
Silvia decide que está cansada de tanta bici y prefiere irse con las chicas más tarde.

Nos levantamos pronto porque hemos quedado a las 7:30 en el peaje para ir a Donosti a hacer una ruta por la playa que llevo queriendo hacer mucho tiempo tras ver muchas fotos chulas por el foro.

Nos juntamos con Borja, Javi Cuñao, Pello y Sergio y tras un pequeño puzzle en el multipla de Antonio (pedazo de aprovechamiento que tiene este coche!!!) salimos hacia Gros.
Tras decidir no hacer caso al guia urbano conseguimos llegar al punto de inicio y aparcamos los coches para vestirnos de romano, comidita a las mochilas y a montar!!

Javi Cuñao le "ha tomado el pelo" a Sergio y le hace traer la Scott Nitrus! pedazo de bicho! menos mal que está fuerte de narices y nos dará pal pelo subiendo y bajando.
Y para no ser menos "el cuñao" estrena Nomad, aunque le traerá algún quebradero de cabeza con el cambio hasta que lo termina de centrar.
Borja, no nos ha hecho caso y ayer trasteo con los frenos de su heckler y hoy lo paga aguantando "musiquita" de los discos y luchando con la rueda bloqueada en varias ocasiones.
Pello también tiene una heckler, menuda representación santacruz que nos hemos juntado sin buscarlo!

Aunque juega en casa, Carlos no ha podido asistir y Mikel tampoco pero la compañía es de lo mejor.
Comenzamos a subir al monte Ulia y el paisaje es asombroso. El conjunto del verde intenso de la zona con las vistas del mar en los acantilados es indescriptible.
Remontamos hasta el mirador y comienza una bajada muy chula al principio por bosque cerrado y luego con vistas al acantilado. Cualquiera se para a hacer fotos con estas bajadas ;)

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Le suceden unos sube y baja exigentes y técnicos intercalados con tramos de pateo ya que vamos por un Gr estrechito y precioso que va bordeando el monte Ulia por la zona del mar.
Entre apretón para subir rampones y disfrute de bajaditas llegamos al cruce del faro de la plata y enfilamos la bajada al Faro de Pasaia.

Photobucket

La bajada al faro la componen 3 zetas en escaleras MUY empinadas y cerradas que exigen lo mejor de nosotros. El último tramo recto y empinado hasta la bocana del puerto hacen trabajar duro las suspensiones ya que cada escalón tiene una altura muy considerable.
Tonifane en este tramo prefiere no arriesgar la integridad de la Titus prestada y sólo baja la parte chunga de las zetas.

Photobucket

Photobucket

LLegamos hasta la pasarela del barco montados arrancando caras de incredulidad de algún mirón y embarcamos hacia Pasai.
Es una chulada eso de ir en la barquita rodeado de bicis cruzando al otro lado, y rodar por las calles de este pueblecito tan tipicón también.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

El día ha empezado con una nube enorme cubriendo la costa pero anunciaban que despejaría y efectivamente, se ve azul al fondo y el aire va disipando las nubes quedándose un día ideal. Disfrutamos del bonito paisaje de la bocana del puerto y la vista del faro.
Desde este lado sí que se aprecia la inclinación de lo que acabamos de bajar.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

No todo es contemplativo así que al girar la cabeza nos encontramos un rampón impresionante y largo donde agachamos el lomo y nos comemos el manillar para no perder el equilibrio mientras lo remontamos árduamente. El calor aprieta y Javi y Antonio se quitan el pantalón dejando sólo el culote ventilado ante las chanzas generalizadas del resto.

Photobucket

Al enlazar con la carretera vemos que hoy es el día de la clásica de San Sebastián y el ambientazo es espectacular. Hay montones de gente a lo largo de la carretera animando y montando barbacoas que nos hacen pensarnos seriamente el atraco a las sardinitas...
Qué aficción hay en la zona!

En el merendero evitamos un grupo de espectadores y abandonamos la carretera para subir por un senderito muy chulo y con unas vistas impresionantes hasta las antenas de Jaizkibel, punto más alto de la ruta.
Es alucinante ver como las bicis agarran con estos desniveles y pedrolos y disfruto aprendiendo como consiguen remontar piedras imposibles estos navarros. Mi técnica no da para tanto pero consigo llegar arriba muy dignamente con menos pies de los esperados.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Aquí se nota que saben lo que se hacen y comenzamos a sacar comida tranquilamente, nada de mariconadas de barritas... Antonio saca medio queso y un trozo de chorizo, Pello jamón, aparecen una lata de sardinas y una de boquerones y yo saco una barra de pan y festín en lo alto de las piedras dominando San Sebastián y alrededores desde lo alto de la colina. Cómo me gusta esta forma de entender la bici! Sin prisas y disfrutando los buenos momentos.

Todo lo que se sube se baja y el descenso es alucinante. El sendero de subida es una delicia de bajada y aunque me compro una parcela en un paso complicado al que llego sin inercia no consigue arrancarme la sonrisa de satisfacción.
El senderito de la loma de paso a una senda por bosque superrápida y sinuosa a la que le siguen varias zetas. La velocidad no es mi fuerte pero me defiendo y en una curva cerrada Tonifane me adelanta por el interior sacando pierna, ha sido tan rápido que no le he visto y le toco sin querer y resbala un poco aunque prosigue sin problemas.
Al poco encontramos a Javi Cuñao en el suelo y la bici varios metros más lejos. Iba intentando seguir a Sergio y un tocón escondido (por lo visto famoso según me cuentan luego por las numerosas leches que ha provocado) le ha hecho volar.

Photobucket

Photobucket

Con la adrenalina por las nubes de tanta bajadita llegamos de nuevo a las casas justo a tiempo para ver pasar a los profesionales de carretera y cuando llegamos al barquito acaba de salir, excusa perfecta para tomarnos unas cañas en la plaza.

Sólo nos resta callejar por Gros hasta los coches mientras nos cruzamos de nuevo con el pelotón y oímos la victoria de Valverde.
Ruta preciosa tanto por las bajadas como el paisaje, el contrate de ruta con mar y monte siempre impacta y aunque en Cabo Tiñoso y Calblanque hemos hecho rutas muy chulas, el verdor del norte le da el toque especial.

Sergio y Javi se tienen que ir pero el resto, tras llamar a las contrarias nos cambiamos y nos vamos con las bicis a la playa de Gros, donde encontramos a "3 bellas mozas" que se dejan invitar a un trago.
Ya podían aprender en Madrid a usar más la bicicleta, el paseo de Donosti está repleto de ellas.



Playita:
Las chicas han tenido suerte y aunque salieron de casa con pocas esperanzas el día ha salido perfecto y ha hecho un día de playa espectacular. Al principio han disfrutado de la playa vacía y ahora se nota que la gente se anima y está de bote en bote.
Las olas pegan con fuerza y jugamos un rato con ellas aunque Silvia y Encarni salen un poco "rebozadas" al ser golpeadas varias veces por alguna ola ;)
Aprovechando los vestuarios que tan afortunadamente posen estás playas nos duchamos y cambiamos y con nuestras bicis de la mano nos introducimos en el maravilloso mundo de los pinchos de Donosti.

Cenar de pinchos en San Sebastián sale caro como podrán experimentar nuestros bolsillos pero merece la pena y están ricos ricos.

Pedazo de día que hemos pasado! Esto si que es aprovechar al 100%. Nos lo hemos pasado genial y hemos tenido de todo. Bici, playa, juerga, cena, pinchos...
Solo resta volver a Pamplona y para ello hay que regresar al coche, que lo hemos dejado cerca para la ruta de bici pero mal para los pinchos así que hacemos un poco de street.
Encarni monta en mi bici (la más pequeña) mientras yo lo hago en la "musical" heckler de Borja, ya que éste conducirá el otro coche que han dejado en un parking en el centro.

La vuelta se nos hace amena recordando las anécdotas y caemos cansados pero contentos en la cama.

PD: Qué fácil y bonito es disfrutar con estos anfitriones y estos paisajes!!
Aquí podéis ver todas las fotos del barranco:
Fotos de Jaizkibel

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola:

Hay una interesante petición por el bien de la seguridad de los que andamos en bici por Donostia en http://actuable.es/peticiones/hay-convertir-autopista-del-paseo-zorroaga-algo

Por favor, todo ciclista donostiarra que lea esto que corra la voz (por teléfono a sus amigos, en su blog, por email, … como sea). Que no tengamos que lamentarlo después.

Por la seguridad de todos.

Gracias

////////////////
Durante el tiempo que duraron las obras de la carretera del Paseo de La Ribera de Loiola, los nuevos puentes y alrededores se creó una especie de "autopista interior" por el Paseo de Zorroaga. Para ello no se dudó en quitar varios pasos de cebra, pues ya se sabe que el coche es el rey de Donostia, por mucho bidegorri que se haga (siempre en el sitio que sobra, si lo hay, donde menos molestan, claro).

Para el año pasado ya habían terminado todas estas obras, cosas que se anunciaron a bombo y platillo.

Desde entonces los coches tienen varios carriles en el Paseo de la Ribera de Loiola, los puentes nuevos, etc.

Pues bien, han pasado meses y el Paseo de Zorroaga sigue siendo una salvaje "autopista urbana", que llena la zona de peligro y ruido. Hay señales que recuerdan que el límite por la ciudad es de 50 km/h, pero muchos vehículos van mucho más deprisa, pasando de los 100 km/h, como si fueran por la autopista, ya que es lo que parece. Las instituciones públicas dan todo tipo de facilidades para ello. Hay peligrosos adelantamientos que juegan con la seguridad de los vehículos sobrepasados, especialmente cuando se trata de motos y bicicletas, que en un buen tramo no tienen bidegorri para usar.

Sin esperar más, se deben volver a habilitar los pasos de cebra del Paseo de Zorroaga. Y se debe dejar un sólo carril para los vehículos de motor, con resaltes de obra (no de plástico atornillado, que se esquivan fácil y se rompen pronto), para que se respete el límite de velocidad. El otro carril se debe convertir en bidegorri, para que quede conectado el que va de Balleneros a Anoeta con el que va de cerca del colegio La Salle a Ur-Kirolak.
////////////////